Sunday, September 10, 2006

Living On My Own: 1991


I
Acababa de salir del monocromático azul de la Lenin en Junio del 1991; las calles estaban llenas de unos bichos llamados Tocopanes y el airecito del verano se llevaba mejor –decían- con las camisetas OA (Ocean Atlantic) de aquellos colores fosforescentes y los “prelavados” eran un Standard de facto. Para mi, francamente eran desagradables…



Era junio del 1991. El tocopán se veía por todos lados. Las luces de la ciudad cambiaron del blanco color de las lámparas de mercurio al definitivo amarillo mortecino del sodio. El ahorro... O eso decían los manuales de la Westinghouse que me había comprado en ese entusiasmo polillero que me entró antes de empezar la carrera.

Recuerdo que mis amigos y yo habíamos estado todo el final de doce grado oyendo a Mahler, Bethoveen y Mozart en la biblioteca de la Unidad 4. Monocromático, con la Ingeniería Eléctrica en la CUJAE por comenzar y aferrado a los clásicos: mala combinación para empezar los ‘90s.


II
En la beca desarrollé una imaginaria vida post-beca donde los lunes iría al cine, el martes al teatro, el miércoles a Bellas Artes…

Era imaginaria, sin dudas.

Pero no niego que se estuvo cocinando en mis noches del D4 durante años. Tenía el objetivo claro de ver mucho cine, ir a Bellas Artes a deleitarme con los ochenteros cuadros de Arte Calle y todas aquellas otras trasnochadas vanguardias de las calles Galiano y luego 23. Y por supuesto, oír a mis recién descubiertos Mahler y Prokofiev en el Mella, cada mañana a las 11 AM y por sólo 2 pesos.

Cual no fue mi sorpresa al ver como habían desaparecido casi todos los cines. Y algunos teatros. Y algunos parques. Y Mahler. Y todo lo que no fuera sudor, entusiasmo atlético en su más pura expresión. El dios LPV y el Tocopán estaban poniendo un cerco a mis sueños de becario recién liberado...


III
El primer mes en la CUJAE no ayudó tampoco. A los que veníamos de la Lenin y la Humboldt 7 nos alentaron abiertamente a no asistir en septiembre a la universidad. Se iban a dar unos “cursos de nivelación” Me vi con muchísimo tiempo libre.

Una tarde, una muchacha “de las de la calle” me prestó unos discos de Enya y Clannad. Empezamos a fugarnos a las polillas del Vedado y El Mónaco. Nos fuimos a su casa y empezamos a vivir desaforadamente un septiembre de agradables temperaturas, mucha música y nada o casi nada de matemáticas o física. También hubo mucha fiebre y vagabundeo, las bondades de la edad permitían casi todo…

Cansados de vagabundear y pasarnos tardes enteras en la Biblioteca Nacional, leyendo a James Frazer -su “Rama Dorada” la discutíamos ardientemente en la 130 y la 201 en esos pocos días que íbamos a la CUJAE- otras tantas se nos iba la tarde viendo aquella inagotable colección de libros de pintura que estrenaba la Sala de Adultos. Así fue cómo un día vimos en el antiguo cine City Hall un cartel anunciando el estreno de una Discote; con esas coquetas letricas que llenaban la Habana en los tiempos de Robainita.

Al final, una prima de mi amiga logró las entradas y nos fuimos la tarde del viernes 27 de septiembre del 1991 con muchísima curiosidad a celebrar mi próximo cumpleaños. Al entrar, era el City Hall de siempre; pero sin butacas y con un audio de intensidades desconocidas hasta ese entonces para nosotros. En el centro de la sala, media facultad de arquitecta saltaba con She is Homeless de Crystal Waters.




IV
Es una de las mejores noches que he pasado en mi vida. Mozart y Bethoveen nos miraban ceñudos dar rienda suelta a nuestra traición, pero la pasábamos tan tan bien con aquel bodrio de la Maquina Total 2… Los colores, las luces y las feromonas trabajan un sórdido suspenso en Calculo I de mi amiga.



V
Mi amiga suspendió el primer año. Se tuvo que aplicar y me quedé sin compañía en mis vagabundeos cada vez más frecuentes. Los cines seguían desapareciendo. El Rex, Duplex, Capitolio y Koloso ya habían desaparecido hacía tiempo, le tocaron pues al Atlas, City Hall y otros tantos. Los cines se convertían en las llamadas DiscoTKs. Los agromercados, atacados por el mismo maléfico hechizo de la escasez, mutaban en las oscuras DiscoViandas…



Recuerdo un día que me bajé de la entonces casi extinta 217. Freddy Mercury en el antiguo Cabaret Hanoi de Alamar, ahora devenido Discovianda de la Facultad de Geografía de la UH, lanzaba gritos en un remix estridente de Living On My Own.



Sometimes I feel I'm gonna break down and cry (so lonely)

Nowhere to go, nothing to do with my time

I get lonely, so lonely, living on my own

Sometimes I feel I'm always walking too fast (so lonely)

And everything is coming down on me, down on me

I go crazy, oh so crazy, living on my own (living on my own)

Dee do de de, dee do de de

I don't have no time for no monkey business

Dee do de de, dee do de de

I get so lonely lonely lonely lonely yeah Got to be some good
times ahead

Sometimes I feel nobody gives me no warning

Find my head is always up in the clouds in a dream world

It's not easy living on my own, my own, my own

Dee do de de (lonely), dee do de de (lonely)

I don't have no time for no monkey business

Dee do de de, dee do de de

I get so lonely lonely lonely lonely yeah

Got to be some good times ahead



Dee dup de dup de dup... .. .come on baby!

Dee do de de, dee do de de

I don't have no time for no monkey business

Dee do dc de, dee do de de

I get so lonely lonely lonely lonely yeah

Got to be some good times ahead

Dee dup de dup de dup, hey...

Living on my own, living on my own

Living on my own, living on my own, oh!




VI
Eran los Noventa, el Periodo Especial. Por Cuba campeaba el fantasma llamado Opción Cero, no aquel otro que recorriera Europa. Mi amiga y yo dejábamos casi de vernos…

Pero a veces pasaban los ruteros y entrábamos, felices, a oír a Mahler en el Mella de la mano de Brouwer. Hasta que un día llegó J. Sabina.



Y es que no hay canción que me recuerde tanto aquellos años y nuestros vagabundeos, amiga; como aquel “Quién me ha robado el mes de abril” del concierto donde por última vez nos vimos.

El Karl Marx nunca sucumbió a ser una DiscoTK. Menos mal.

16 comments:

Anonymous said...

Vaya, se que no ha sido así, pero el "electroshock" usando a Silvio ha funcionado.

Por cierto y aproposito de la CUJAE, y del concierto de Sabina, yo tambien estuve y fui con gente de mi facultad de Arq. al Karl Marx donde tambien tuve la suerte de ver a Paco de Lucia, el reestreno del Napoleon de Abel Gance dirigiendo la orquesta Carmine Coppola, la verdad que todo un lujo y privilegio

Me alegro por tu retorno

Anonymous said...

LA DISCOTECA DE GEOGRAFÍA ESTABA EN EL PROPIO EDIFICIO DE LA FACULTAD, EN LA ÚLTIMA PLANTA DE UNO DE LOS BLOQUES.
CREO Q COMENZAMOS LA UNIVERSIDAD EL MISMO AÑO,
QUÉ TIEMPOS AQUELLOS.
POR CURIOSIDAD, PROBASTE ALGUNA VEZ LOS TURRONES DE ZANAHORIA O NABO Q VENDÍAN EN UNA SODA Q ESTABA CAMINO DEL MERCADO DE LA ZONA 1?
ESAS COSAS SON UNO DE MIS SÍMBOLOS PARTICULARES DEL PERÍODO ESPECIAL EN ALAMAR.
ERAN COMO UN LADRILLO, COLOR INCLUÍDO, PERO CREO Q SABÍAN PEOR.
...NADA MÁS RECORDARLOS Y TENGO Q ECHAR MANO A UN ALMAX (eso lo inventarían en ALAMAX?)
BUENO... SUERTE Y SIGUE CON LA MUELA Q SIEMPRE ME TRAE RECUERDOS..

Omar Rodríguez said...

Creeme anónimo, en sus inicios inicios, estuvo en el Hanoi. Luego fue que la movieron a la última planta de la Beca cuando empezaron las broncas y demás...

Omar Rodríguez said...

Si, esos turrones... Hay una muela de alamar en el blog con una foto del mencionado lugar.

¿Y que me dices del mítico dulce de papa de la ciclovía en el 1993? Insuperable...

wcloister said...
This comment has been removed by a blog administrator.
wcloister said...

¿Y se piensan que las "delicatessen" del período especial eran creadas solo en la periferia de la ciudad? Para los que estudiábamos en la UH, a ver si recuerdan estas creaciones de bajo costo que se ofrecían en sus alrededores

Papayuca
--------
A pesar de las resonancias vulgares de su nombre, la papayuca es un platillo muy inocente. Por razones inescrutables, la papa es uno de los pocos productos vegetales que está prohibido vender en los mercados campesinos. Haciendo del revés victoria, la cafetería particular cita al doblar de la facultad de biología creó bolas de yuca empanizadas, y las bautizó como papayucas para atraer a los entusiastas de las papas rellenas. En la versión oficial, la papayuca estaba rellena de yuca (bolita de yuca en el medio de la masa de yuca), aunque se rumoraba que estaba rellena de puré de papa ilegal.

Baba de Cocodrilo
-----------------
Solución para los estudiantes intolerantes a la lactosa encontrada por la Casa de la FEU. La Baba de Cocodrilo consistía en un batido de plátano hecho sin leche, solamente con la pulpa de la saludable fruta y agua corriente de la pila. A los pocos minutos de confeccionada, la bebida se volvía gris y tomaba una constitución babosa, dándole origen a su singular nombre.

Pizzas Contraceptivas
---------------------
Quizá una leyenda urbana. ¿Quién no disfruta de darle una mordida a una lasca de pizza y ver como el queso derretido se extiende en deliciosos y elásticos filamentos? Ah, se me hace la boca agua. Ante la ausencia de queso, algunos cuentrapropistas creativos, de los que pululaban la acera del comedor Machado, comenzaron a usar condones derretidos para lograr el mismo efecto en sus pizzas criollas. Aunque visualmente propiciaban la mar de delicias, las pizzas no tuvieron mucho éxito en el mercado. Increíblemente, a pesar de tener mucha menos grasa, eran muy pesadas en el estómago e incrementaban el índice de muerte por indigestión. No probar en casa.

Bistec de Toronja
-----------------
Ah, los beneficios de ser vegetariano. Otra de las delicias de la acera del Machado. Igualmente pesados en el estómago que sus primas las pizzas contraceptivas, pero sin los riesgos de muerte por congestión intestinal, los bistec de toronja desafiaban al paladar más delicado a diferenciarlos de un grosero bistec de res. La masa blanca de la toronja, en lugar de ser usada para confeccionar los amargos casquitos, se adobaba largamente con ajo y naranja agria y se servía frita entre dos tapas de pan que protegieran al consumidor de descubrir los típicos filamentos de la cáscara del cítrico. Se rumora que algunos que se aventuraron a inspeccionar el bistec encontraron una estructura reticular semejante a las de las colchas de limpiar el piso.

Turrón de Frijol
----------------
Semilla es semilla. ¿No es así? Si los mexicanos pueden comerse los frijoles fritos, los árabes aplastarlos y untarlos en el pan y Air Canada servirlos hervidos con vinagre, como ensalada, ¿por qué criticarle a los maniseros del Machado que confeccionaran turrones con frijoles colorados en lugar de maní?

Ah que nostalgia. Tantos platillos deliciosos. ¡Pero como nos hubiera hecho falta un trago de Peptobismol!

Anonymous said...

Siguiendo con las leyendas urbanas y/o degustaciones imaginarias.

- el picadillo de cáscara de platano...

- el buen bistec de colcha de trapear... mmmm. yum yum...

- el sucédaneo de la colcha de trapear: el bistec de tiñosa

No digo más...

Intoxicada de los 90

wcloister said...

Cuantas cosas pasaban paralelas a mi sin que yo lo sospechara!

Nunca supe que en la Lenin había personas que escuchaban a Mozart. Me hubiese encantado conocerlos cuando yo estaba allí. Yo pasaba las tardes devorando las enciclopedias de Arte Universal en la Biblioteca Central. Aun recuerdo el olor de las páginas satinadas.

Tampoco nunca me aventuré en el mundo de las discotecas, quizá porque tengo dos pies izquierdos - no en serio, sino en sentido figurado...

Cuando visité Cuba el año pasado fui con unos amigos a Sloppy Joe y la pasé muy bien, pero más bien fue porque no encajábamos para nada y nos divertimos haciendo cosas muy absurdas, tratandod e aparentar que nos gustaba muchísimo la música y el ambiente. Quizá los que nos rodeaban si pensaron que nos gustaba mucho, por lo que nos reiamos. Como se disfruta ser adolescente tonto de vez en cuando!

waxaxo said...

el coquito de zanahoria...
el arroz con leche sin leche...
el dulce de col en almibar...
el café 100% Chícharo...

Natilla JImenez said...

Hmmm, esas disco viandas... que horror y recuerdos mezclados!
En el Karl Marx si hubo discoteca, no en el teatro pero si en us cafeteria. Fue en los anos 94-96 y por supuesto, casi la destrozan por dentro. Mas curioso aun es que entre el 96 y el 97 a alguien se le ocurrio crear en la susodicha cafeteria una Rockoteca; imaginate rockeros de todos los tipos y credos unidos alli. No se cuanto duro, pero fue una idea mas loca aun. Fui un par de veces y me maravilla como lograban complacer todos los gustos: heavy metal, classic, punk, new metal, etc, etc. Lastime que no recuerdo quien era el DJ, vagamente se que era alguien muy conocido.

Natilla JImenez said...

Se me olvido mencionar que la cancion de Crystal Waters se llama Gypsy Woman (She's Homeless). Y de repente me recorde un programa de radio que Amaury Perez tuvo en RCH que estuvo muy bueno, ponia canciones del momento en todas las listas internacionales; pero no recuerdo el nombre del programa. Amaury se aprovechaba de tener acceso a tv satelite para impresionar con su sabiduria sobre los grupos y exitos del momento; tambien alardeaba de tener un cd player y lo usaba para poner la musica en el programa... a veces se le trababa mas de 5 veces seguidas, pero era una novedad en fin. Muchas veces lo sintonice.

Anonymous said...

Hi people
I do not know what to give for Christmas of the to friends, advise something ....

Anonymous said...

Hello. Good day
Who listens to what music?
I Love songs Justin Timberlake and Paris Hilton

Anonymous said...

Today was a complete loss. So it goes. I've just been letting everything wash over me.
- www.blogger.com r
samsung ringtone
motorola ringtone
sony ericsson ringtone
nokia ringtone

Anonymous said...

Please delete from here....
- muelabizca.blogspot.com n
07 car civic honda
buy used car
car undefined used
used car bergen
used car oakland
used car greensboro
used car raleigh
used car killeen
used car vallejo
used car tacoma

Anonymous said...

Hi
Do not delete it please. I need money urgent
















Bye