Tuesday, September 12, 2006

La imaginaria banda sonora que me pide esta mañana...

Me fascinan los trenes. Hoy, como tantas mañanas me he levantado recordando los lejanos silbidos de los que pasaban el patio de locomotoras de Luyano. Daba igual en que lugar de la Habana estuviera, con tal que hubiera madrugada y silencio. Alla lejos, en Luyano, los trenes hacían la madrugada un poco mía.

Los trenes me llevaron a ver Santiago y sus congas, las aguas limpidas del Caburní, la mañana brumosa de Trinidad y tantos lugares que a cada rato me devuelve el silencio de la noche donde ellos ya no están. Me cepillaba los dientes y pensaba como, con su peculiar encanto, uno de ellos me llevará hasta Atocha; lejos de aqui y en ese Madrid que he aprendido a querer como patria adoptiva...



Y en mis auriculares Los Prisioneros... Se habla tanto de muerte y terror -y no en balde. Los trenes de Madrid aparecen en los telediarios como simbolo de la triste historia de derrumbes que evocan. La Torre que se derrumba en el Tarot es un simbolo terrible y definitivo que pusieron en nuestro seguro azar.

Para todos los que viajamos en sus entrañas, como Jonás por la ballena, un canto de alegría a la Vida; para que no gané la Torre la oportunidad de reflexión matutina de viajar en tren...


2 comments:

wcloister said...

: )

Tren
http://www.youtube.com/watch?v=8e-dTaM8huQ

Que disfrutes del Kamikakushi

Gonzalo Fernandez said...

Yo vivía cerca de las líneas de ferrocarril que cruzaban Luyanó paralelo a la Calzada de Concha, y recuerdo los silbidos de las locomotoras y el ruido de los trenes rodando a tres cuadras de mi casa. Es un recuerdo agradable que se repite ahora que vivo en Raleigh, North Carolina, USA, pues tambien a unas pocas cuadras pasan trenes que producen ese ruido que reconozco desde mi niñez.

Y me trae a la memoria nuestras andanzas de "mataperros" a lo largo de las vías de ferrocarril cuando íbamos a la Bien Aparecida.